jueves, 9 de octubre de 2008

Hoy empieza todo.

A parte de ser una preciosa película francesa, lo que siento ahora mismo es que hoy ha empezado todo. Físicamente comenzó el lunes, pero lunes, martes y miércoles no fueron ni de lejos lo que yo recordaba, lo que yo esperaba, las cosas que llevaba todo el verano deseando que no sucedieran sucedieron...
Y es que el lunes a las nueve de la mañana entré en una clase llena de gente pero que a mí se me antojaba vacía. Me faltaban las caras del curso anterior, tanto las de la gente que quería como las de la gente que no me caía bien, me faltaba la ilusión, me faltaba el interés por el temario de las asignaturas, me faltaba la alegría y me faltaban el tiempo libre, las conversaciones, las canciones y los bailes, la música, las sonrisas, los grandes amigos. Me sobraban dolor de cabeza, sueño, apuntes, temario, chicas, gente poco original y caras serias.

Pero de repente hoy todo ha comenzado.
Decidir ser feliz es algo importante en la vida, estoy segura de que somos nosotros mismos quienes determinamos hasta qué punto llega nuestra felicidad y hasta cuándo va a durar, lo que pasa e sque hay veces que estamos demasiado cansados como para pensar en ser felices. Y eso ha pasado durante los tres primeros días de mi primera semana de clases.
Sin embargo ayer por la noche de repente decidí que iba a ser feliz. Al igual que lo hice el año pasado el primer día que pisé mi facultad para ir a clase. Así que hoy cuando he llegado lo primero que he hecho ha sido sonreír. Lo había prometido ayer por la noche y hoy lo hice. Y ahora tengo agujetas en la tripa de todo lo que me he reído en esta mañana.

Todo esto se lo debo a la presión. Soy una de esas personas que bajan la guardia fácilmente y, de repente, en cuanto se les aprietan las tuercas vuelven a su actividad frenética. Así que debo dar las gracias a las personas que me presionaron ayer para que fuera feliz, Iago y Sergio(Boy) y a la personas que me han presionado para que le dé un poco de vida a esta colmena, que la miel se estaba quedando amarga, Víctor y Manuel Casal.

Un beso a todos abejitas, me da la sensación de que volveré pronto.

6 comentarios:

- Iago Morais - dijo...

Que no se nos acabe el helado de fresa ;)

Atrapasueños dijo...

sinceramente...que quieres q te diga? no somos geminis..pero como so lo fueramos, yo creo ke tu eres una balanza y yo la otra...ajajaja las 2 comenzamos con rostro deskiciado y emos acabado con una sonrisa de oreja a oreja...ajajaj
te veo mañana un año mas vieja vv xD
lof yu

humphrey-bogart dijo...

Sabes que las gracias también te las tengo que dar yo a ti...¡Qué bien nos hizo esa conver!
Lof yuuuu!!!!

Falsirego dijo...

A lo mejor las gracias te las deberíamos dar a ti. Por hacernos reflexionar (una vez más) sobre la decisión de ser felices, de sonreírnos y así sonreír al mundo.
También gracias por volver y por prometer que con esta vuelta a la facultad, volverá la actividad bloguera.

Manuel Casal dijo...

Con cuánta alegría recibo la noticia de que tienes agujetas en la tripa de todo lo que te has reído esta mañana.
Con qué gusto leo la frase que dice que hay veces que estamos demasiado cansados como para pensar en ser felices. Cuánta madurez y cuánta vida vivida revelan.
Ojalá disfrutes mucho y aprendas mucho (aunque sea por reacción o en el bar) y regales muchas sonrisas. Esas cosas las suele retribuir la propia vida.
Un beso fuerte. Estoy aquí, en la colmena y veo que está viva y que la miel está dulce.

Guybrush dijo...

NUESTRA LUCHA ES UNA LUCHA A MUERTE.